un placer gastronómico

Alimento imprescindible

Junto con el boniato, la patata es otro de los alimentos no sólo más consumidos en prácticamente todo el mundo, sino que también es uno de los más utilizados como remedio casero para una gran variedad de trastornos o problemas de salud. De hecho, a pesar de que se trata de un alimento muy consumido en nuestro país, muy pocas personas conocen todas las propiedades de la patata, motivo por el cual se convierte en un alimento imprescindible en una dieta sana y equilibrada.

Propiedades de la patata

La patata es rica en hidratos de carbono complejos, lo que significa que se convierte en un alimento fundamental para mantener a raya los niveles de azúcar en la sangre. Además, gracias a este contenido en carbohidratos complejos, también es ideal para aumentar nuestra energía. Al ser rica en vitamina C, es interesante a la hora de aumentar las defensas y potenciar la inmunidad natural de nuestro organismo.

Gracias a su contenido en potasio, ayuda a controlar la hipertensión. Y debido a su alto contenido en fibras (cuestión que, dicho sea de paso, desconocen muchas personas), aporta ventajas saludables para nuestro sistema digestivo.

Beneficios para la salud

Importante contenido en vitamina C y potasio.
Útil para aumentar las defensas.
Controla la hipertensión.
Ayuda a aumentar la energía y a controlar los niveles de azúcar en la sangre.
Rica en fibra.

Un poco de historia

Variedades

En España se cultivan hasta unas ciento cincuenta variedades, cada una de las cuales con propiedades que las diferencian en cuanto a la adaptación a climas y a suelos: las hay más precoces y más tardías; varía el color de su piel y el de su carne y su composición –en cuanto a contenido en fécula principalmente–, motivo por el cual es importante diferenciar las variedades que son más aptas para cada preparación culinaria y su estacionalidad, para conocer las variedades que en cada momento del año nos aportarán sus mejores cualidades gustativas. Estas son algunas de las variedades más comunes.

 

# Denominación Características Uso
1 Red Pontiac O patata roja. De las variedades semitempranas o nuevas. Tiene una característica piel de tono rojo y carne blanca. Es muy versátil en la cocina y una de las mejores para cocer porque no se deshace.
2 Agria De tamaño mediano-grande, piel fina, de textura suave y carne amarilla. Es una de las más demandadas para freír pues, por su equilibrio entre fécula y agua, se consiguen patatas fritas crujientes por fuera y tiernas por dentro.
3 Elodie Patata nueva, procedente, con carácter general, de Málaga. Es una variedad de uso genérico (queda bastante bien en casi todas las preparaciones) pero, para disfrutar de su textura, se recomienda consumirla asada.
4 Kennebec De esta variedad son las famosas patatas gallegas. Por su textura y composición son perfectas para asar al horno y a la brasa (para ello, se lavan, se pinchan en varios sitios y se envuelven en papel de aluminio antes de ponerlas en el rescoldo). También resultan exquisitas en todo tipo de guisos pues consiguen espesar el caldo.
5 Desiree De madurez semitardía, presenta forma oval alargada y la piel es roja Buena conservación, apta para frita
6 Jaerla Patata nueva o precoz. Piel amarilla y carne muy blanca. Ideal sólo para cocer.
7 Monalisa La variedad de patata Monalisa es la reina de las patatas. Su atractivo aspecto y su versatilidad hacen que sea capaz de satisfacer a los paladares más exigentes.
8 Spunta Forma ovoide alargada y de color amarillo Carne fina y buen comportamiento en la cocción.
9 Red Scarlet

Forma de redonda a oval-alargada, piel roja y car de amarilla clara a blanca

De firme a harinosa al cocer. La temperarura idónea para su almacenamiento debe ser inferior a 12ºC.
10 Ágata Tiene materia seca baja, piel lisa clara y carne color crema Perfecta para hornear, guisar y cocinar al vapor